El Año 2019 en Revisión: ¡La huelga ha vuelto!

Array
(
    [#printed] => 1
)

Después de décadas de retiro, los trabajadores están luchando, usando el arma más potente de nuestro arsenal: la huelga. La ola de huelgas que comenzó en 2018 cuando casi 500,000 trabajadores en 20 lugares de trabajo claves se emplazaron a huelga continuó en 2019.

Más trabajadores se emplazaron a huelga en 2018 que en cualquier tiempo desde los ochentas – dirigidos por maestros y personal de apoyo escolar en Virginia del Oeste quienes ni siquiera tenían el derecho a huelga. Más de 300,000 maestros en cinco otros estados se unieron a los maestros de Virginia del Oeste al emplazarse a huelga en 2018 en lo que se conoció como el movimiento RedForEd (Rojo para la Educación), un movimiento para luchar en contra de los recortes al presupuesto, salarios bajos de los maestros, y salones de clases con demasiados estudiantes.

La ola de huelga continuó en 2019, comenzando en enero cuando más de 34,000 maestros en Los Ángeles se emplazaron a huelga por la primera vez en más de 30 años. Durante el año, los maestros de Los Ángeles fueron acompañados por decenas de miles de maestros en Chicago y más de 46,000 miembros del UAW (Sindicato de Trabajadores de la Industria Automotriz) quienes se emplazaron a huelga en contra de General Motors; su huelga más grande en más de 50 años. Casi 2,000 miembros de la UE también se emplazaron a huelga en 2019.

En lo que para este tiempo era la huelga más grande de trabajadores de manufactura durante la presidencia de Trump, casi 1,700 miembros de los locales 506 y 618 se emplazaron a huelga a finales de febrero en contra de su nuevo empleador, la Corporación Wabtec después de que intentó imponer nuevos términos y condiciones a los trabajadores con el intento de eliminar mejoras contractuales por los cuales habían luchado y ganado por 82 años de su empleador anterior, General Electric. La huelga de nueve días en la instalación de Trasporte de Wabtec en Erie Pensilvania luego fue declarado un cierre patronal por el Estado de Pensilvania.

Los miembros de UE en los locales 1018, 274, 625 y 626 también se emplazaron a huelga durante 2019, usando huelgas cortas de advertencia en contra de sus empleadores.

Es importante rescatar que mientras la huelga es nuestra arma más potente, una huelga es siempre nuestro último remedio. Como miembros de la UE, sabemos que hay cientos de maneras de poner presión a un empleador para llegar a un buen contrato. Pero la huelga — o la amenaza de una — sigue siendo el incentivo singular más ponderosa para forzar a los patrones de responder a las demandas de los trabajadores. Por eso, cada local de la UE — aun uno que nunca se ha emplazado a huelga — necesita mantener en buena condición su maquinaria de huelga. Recuerda – solamente los miembros de su local puedan decidir si se emplazan a huelga – no los oficiales de la UE, ni su personal ni los trabajadores de otros locales o lugares de trabajo.

La huelga es la prueba de decisiva de un local. Prueba a la habilidad del local de confrontar a la compañía. Durante la huelga, la local también prueba a sí mismo. Una huelga pobre organizada puede dejar resentimientos que toman un largo plazo de sanarse, aun si la huelga ha sido exitosa. Una huelga bien organizada, por otra parte, puede unir aún más a un local.

Cada una de las huelgas de nuestros locales de la UE en 2019 tiene importantes lecciones de compartir. Sin embargo, este Delegado de la UE va a destacar la huelga más grande de nuestra unión durante 2019 – la huelga de nuestros 1,700 miembros en los Locales 506 y 618 quienes llamaron la atención nacional e internacional a su exitosa huelga de nueve días en contra de su nuevo empleador, la Corporación de Wabtec.

Conoce al Nuevo Patrón, es Peor que el Viejo Patrón

En junio de 2018, cuando primero escucharon que Wabtec estaba comprando la División de Transporte de General Electric que incluía la instalación en Erie, los miembros y líderes de los locales estuvieron optimistas que la compañía Wabtec, ubicada en Pensilvania, fuera el comienzo de una mejor relación de la que habían tenido bajo GE en los años recientes. En lugar de una buena relación, los locales enfrentaron una lucha desde el principio.

En diciembre de 2018 cuando se acercaba el cierre de la venta de compañía, los Locales 506 y 618 fueron informados por Wabtec que iba a imponer nuevos términos y condiciones a los miembros que incluía tiempo extra obligatorio y horarios arbitrarios, reducciones de sueldo para hasta 38 por ciento de los trabajadores reclamados y recién empleados, y el derecho de usar trabajadores temporales por hasta 20 por ciento del trabajo en la planta - entre muchas otras concesiones propuestas.

Cuando era aparente que los locales no iban a poder llegar ni a un acuerdo de corto ni de largo plazo con Wabtec después de un mes de negociaciones no productivas, los locales comenzaron a prepararse por una huelga. Idealmente, un local de la unión debería tomar meses de preparación, o un año por adelantado, de una huelga. Desafortunadamente dado el tiempo de las negociaciones y el cierre de la venta, los locales tenían menos de un mes para prepararse antes del 25 de febrero, la fecha en que Wabtec tomaba control de su instalación e imponía sus nuevos términos y condiciones a los miembros.

Durante el mes de negociaciones que procedió a la huelga, los locales habían comunicado con otras uniones que representaban otros empleados de Wabtec. Los locales habían recibido cartas de apoyo del Local 610 de UE, que representa a los trabajadores de Wabtec en Greensburg y Wilmerding, Pensilvania, la federación global de labor IndustriaALL que representa a 50 millones de trabajadores alrededor del mundo, además de uniones en Canadá, Gran Britania, Francia, Italia, Brasil, México y Turquía y de los Trabajadores Unidos de Ferrocarriles, una alianza de trabajadores sindicalizados en la industria ferrocarril en los EE. UU. y Canadá. Todos habían escritos al CFO Ray Betler de Wabtec indicando que estaban siguiendo a las negociaciones en Erie atentamente y que estaban preparados de tomar acción si se les pidiera.

El Senador Bernie Sanders también dio de su parte, llamando al CEO de Wabtec que tratara a los trabajadores de Erie con respeto y de honrar a su contrato colectivo de trabajo existente. Sanders usó a su red de medios sociales vastos para movilizar apoyo para los locales después de que se emplazaron a huelga. Sanders también dio la invitación a Scott Slawson, el presidente del Local 506 de UE, de hablar en su movilización que dio comienzo a su campaña presidencial en Brooklyn, Nueva York donde Slawson habló a un estimado 15,000 personas sobre la huelga del local.

La Maquinaria de la Huelga

Con menos de un mes de preparación para la huelga, el Local 506 convirtió a su comité ejecutivo y su sistema de delegados, el cual tiene más de 100 delegados en nueve divisiones a través de la instalación locomotora de 4.5 millones de pies cuadrada, en una máquina de huelga para el local. El Local 618, un local mucho más pequeño, hicieron que sus miembros se reunieron con la maquinaria de huelga del Local 506. Los locales establecieron diferentes comités de huelga – el comité del piquete, comité de apoyo financiera, comité de educación y publicidad, y el comité de cocina/comida, el cual trabajó en la sala de la unión ubicada en la misma calle de una de las puertas centrales de la instalación. Los delegados principales divisionales y los delegados asistentes se convirtieron en los capitanes del piquete y eran responsables de coordinar el piquete en las diez puertas de la instalación.

A plena vista de la compañía, el Local 506 comenzó sus preparaciones, juntando baños portables, barriles para tener fuegos y leña en la sala de la unión. Los delegados entregaron el boletín “Lo Que Se Debe y No Hacer Durante un Piquete de UE” a sus miembros a través de la instalación. Organizaron un piquete de práctica que recibió mucha atención de los medios de comunicación. Durante el mes de negociaciones, los locales mantuvieron informados a sus miembros con información al día y reuniones de los miembros. El fin de semana antes de la huelga, el Local 506 alquiló a una sala cercana, la suficiente grande para acomodar a sus 1,700 miembros, para el voto de autorización de la huelga. Más de 80 por ciento de los miembros del local salieron a votar y votaron abrumadoramente para autorizar a la huelga. Los miembros de Local 618 votaron de autorizar a la huelga al mismo tiempo.

Aunque la última huelga sin fecha límite de los dos locales ocurrió hace 50 años anteriores durante la huelga nacional histórica de 1969-70 en contra de General Electric de 102 días, los miembros del local estuvieron listos de emplazarse a huela de nuevo. El Local 506 recreó una calcomanía conmemorando a la huelga contra GE de 102 días y sus delegados la entregaron a cada uno de sus miembros para que la pusiera el día antes de la huelga como una última prueba de ver si sus miembros de verdad estaban listos para emplazarse a huelga.

En Huelga para los Empleos que Nuestra Comunidad Merece

Después que unas negociaciones de último momento se fallaron alrededor de las 3 a.m. el 26 de febrero, los miembros del comité de negociación del Local 506 notificaron al comité ejecutivo del local que incluye a los delegados principales divisionales, quienes en torno notificaron a sus miembros. El comité de negociación del Local 618 se pusieron en contacto con sus miembros. En menos de dos horas, había líneas de piquete establecidas en cada puerta con barriles con fuego y baños portables. A pesar de una tormenta de nieve y temperaturas frígidas de bajo grado, los miembros tenían un piquete en masa en cada puerta. Cerraron a la instalación enorme. Había tráfico por cuadras alrededor de la instalación cuando los gerentes y los empleados asalariados intentaron entrar a la instalación. Los miembros llevaron carteles de piquete que leyeron “En Huelga por Empleos que Nuestra Comunidad Merece”. La cocina de huelga en la sala de la unión del Local 506 estaba zumbando con actividad. Se preparaba café caliente y comida para entregar a los que estaban en las líneas de los piquetes.

Aun después de que la compañía pudo conseguir un mandamiento judicial del corte dos días después del comienzo de la huelga, restringiendo al piquete, los miembros de los locales siguieron presentándose en las líneas del piquete noche y día con la misma determinación militante por la duración de la huelga. Los miembros no iban a dejar que un mandamiento judicial debilitara a su huelga. Ningún miembro cruzó a las líneas del piquete y la producción estaba completamente detenida. Aunque la compañía intentó resumir a la producción usando sus gerentes y empleados asalariados, todo lo que produjeron luego fue tirado como chatarra.

El apoyo de la comunidad era abrumador. Cada día organizaciones laborales y comunitarias entregaron comida, agua, leña y otros abastos a la sala de la unión. Los miembros de la comunidad trajeron pizza, tortas y donas a las líneas del piquete. Los que pasaban tocaron sus bocinas en un corriente constante de apoyo. Una movilización comunitaria organizada por la unión de maestros local resultó en cientos de miembros laborales y comunitarios en las puertas centrales de la instalación como muestra de su apoyo.

Los miembros de la UE han jugado un papel vital en la comunidad de Erie por los últimos 82 años, siendo voluntarios en muchas organizaciones y haciendo contribuciones financieras a las varias organizaciones comunitarias, incluyendo el Hospital de la Administración de Veteranos.

“El apoyo de la comunidad fue increíble,” comentó Mike Ferrito, Agente de UE Local 506, a Las Noticias de UE después de la huelga. “Desarrollamos una campaña que fue directamente vinculado con nuestra comunidad porque tanta gente en nuestra comunidad es directamente vinculada a esta instalación y a la UE. Hay generaciones de familias de nuestros miembros quienes hayan trabajado en la instalación por décadas anteriores y ellos pudieron ver su conexión con nuestra lucha.”

Mientras las negociaciones continuaban durante la huelga, hubo una movilización en la sede corporativa de Wabtec in Wilmerding, ubicada a un par de millas fuera de la ciudad de Pittsburgh. Aliados de la unión y comunidad, incluyendo el Local 610 de la UE y otros miembros de la UE, estuvieron hombro a hombro con los miembros huelguistas de los Locales 506 y 618, demandando que Wabtec resolviera la huelga. Una delegación de la unión canadiense Unifor también atendieron a la movilización después de visitar a miembros huelguistas en las líneas de piquete. Mas tarde este mismo día Wabtec resolvió a la huelga.

Unidad, Militancia y Solidaridad Triunfan al Final

Al final, la unidad, militancia y solidaridad de los miembros y la solidaridad que recibieron de otras uniones, la comunidad y otros aliados forzaron a Wabtec a resolver a la huelga con un acuerdo intermedio de 90 días, en gran parte con los términos de los locales. Tomó unos otros tres meses de negociaciones duras, el apoyo continuo de los miembros, y acciones colectivas para ganar un contrato de cuatro años que en gran parte preserva las mejoras por los cuales los miembros habían luchados a través de los últimos 82 años. La huelga también unió aún más a los miembros. Habían aprobado el examen más difícil que los trabajadores puedan confrontar – una huelga – y vencieron.

Recursos

Como Emplazarse a Huelga y Ganar

Una Guía de Notas Laborales

Notas Laborales ha publicado un librito para cualquier persona que quiere saber cómo emplazarse a huelga y ganar. Los cuentos y citas vienen primeramente de los reportes de Notas Laborales, de los frentes de las huelgas descritos, y de sus libros. Para más información: labornotes.org/strikes

Preparando para y Conduciendo una Huelga: Una Guía de UE

Hay más información sobre cómo preparar para y conducir una huelga en el sitio de Web de la UE: ueunion.org/strikes. No todas las secciones de la guía de huelga están en línea todavía. Si eres un miembro de un local de UE, esta guía es reproducida en su totalidad en La Guía para Dirigentes de la UE en su capítulo sobre huelgas.