Definiendo los Objetivos: Algunos Antecedentes Sobre el Sindicalismo con Poder en las Bases

Probablemente pensaríamos hoy día que estaban locos. Eran 43 trabajadores que estaban lejos, en Fort Wayne, Indiana, y Camden, New Jersey, los que decidieron reunirse en Buffalo, Nueva York, en el invierno de 1936.

Grandes Esperanzas

Ellos representaban solamente a 12 sindicatos locales, la mayoría de los cuales se habían organizado secretamente, debido a que si sus miembros eran descubiertos, serían despedidos y colocados en listas negras. Solamente tres locales tenían contratos colectivos de trabajo. Por medio de hacer colectas de centavos de mano en mano, pudieron juntar los fondos para llegar a Buffalo, el resto tendría que ser hecho con esperanza y determinación.

¿Cuál era su meta? Establecer un sindicato nacional que organizará a los cientos de miles de trabajadores en la industria eléctrica y de maquinaria, de una manera que no había sido exitosa hasta ese entonces. En lugar de organizar solamente a los trabajadores calificados, se quería organizar a todo el mundo, lo que representaba el reto de organizar sólo en la industria eléctrica, a 350,000 trabajadores. La idea era increíble, pero el hecho de que funcionara fue más increíble aún.

Un Nuevo Tipo de Sindicalismo

Los hombres y mujeres que decidieron llevar a cabo esta gigantesca tarea estaban inspirados por la necesidad de construir una organización industrial, es decir que todos los trabajadores fueran parte del sindicato, el cual sería controlado por los miembros, con completo sentido de igualdad de todos los que laboraban en las industrias.

Estaban determinados a evitar el control burocrático, que era característico de los sindicatos hasta ese entonces existentes, los que sólo agrupaban a los trabajadores calificados. Ellos estaban determinados a organizar a los cientos de miles de los que habían sido los ignorados de siempre.

¿Los 43 trabajadores pensaron que podían establecer un nuevo tipo de sindicalismo?

¿¡Qué!? Estaban locos.

Los principios esenciales de la organización se resumen en la introducción de la Constitución de UE, lo que permanece como un modelo de lo que es el sindicalismo democrático en nuestros días.

Preámbulo a la Constitución de UE

Nosotros, trabajadores de la Industria Eléctrica, Radio y Maquinaria (UE), comprendemos que la lucha para mejorar nuestras condiciones de trabajo y condiciones de vida son en vano a menos que estemos unificados para protegernos asimismos colectivamente en contra de las fuerzas patronales.

Comprendiendo que la forma antigua del tipo de unionismo gremial es incapaz de defender efectivamente los intereses y mejorar las condiciones de los obreros, NOSOTROS LOS TRABAJADORES DE LA INDUSTRIA ELECTRICA, RADIO, Y MAQUINARIA (UE) formamos una organización que unifica a todos los trabajadores dentro de nuestra industria en bases industriales y principios de control de base, no importa su especialidad, edad, sexo, nacionalidad, raza, credo o afiliación política, y perseguimos a todo tiempo una política de lucha agresiva para mejorar nuestras condiciones de trabajo.

Nos comprometemos a una labor de unidad por los principios aquí asentados, para perpetuar nuestra unión y trabajar concertadamente con otras organizaciones laborales para poder realizar un mejor y más alto nivel de vida para los trabajadores.

(Nota que la llamada por unidad por "industria" aquí significa unidad entre toda gente trabajadora y en particular, entre todos los trabajadores en un lugar especifico de trabajo.)

Confiando sólo en sus escasos recursos, estos pioneros cifraron siempre sus esperanzas en que el principio de poder de las bases de la organización, fuera el aspecto esencial del nuevo tipo de sindicato.

De Abajo para Arriba

Los orígenes de UE se diferencian sustancialmente de los orígenes de los otros sindicatos que fueron formados durante la misma época. Esas otras organizaciones fueron establecidas desde arriba con base en los consejos de abogados y de conformidad con la ayuda financiera que se recibía. Esos factores limitaron tanto su independencia como la participación de los miembros. Con toda la diferencia del caso, UE fue formada a partir de una organización que fue generada por los trabajadores mismos, local por local, desde abajo para arriba.

Esto le dio a nuestro sindicato un carácter muy diferente. Los locales se constituyeron por si mismos y con sus propios recursos, mientras que el sindicato nacional dependió siempre de una acuerdo democrático entre las bases.

El Siglo XXI

Ahora, medio siglo después, UE es una organización fuerte, vibrante, con todo el poder en sus bases. Continuamos organizando y representando nuevos miembros de manera que sólo unos pocos sindicatos más pueden igualar. Este folleto explica como funciona esa forma novedosa de sindicalismo.