You are here

Discrimination and Harassment

Acabando Con el Hostigamiento Racial

Millones de trabajadores en los Estados Unidos confrontan a la discriminación en su trabajo y cuando intentan conseguir un trabajo a causa de su raza o nacionalidad.

Cada delegado de la unión sabe que uno de las partes más importantes de su trabajo es de mantener unidos a los trabajadores. Así es como somos victoriosos en la resolución de quejas y logramos buenos contratos. La unión no puede mantenerse unida si los miembros de la unión son hostigados, intimidados o sienten mal al venirse al trabajo porque son singularizados por su raza. Si la unión sepa que esto está ocurriendo y no hace nada, entonces la unión ha fracasada en uno de sus tareas principales—proteger a los trabajadores de la discriminación.

Deteniendo al Hostigamiento Sexual

El hostigamiento sexual es una de las primeras formas de discriminación que confronta las mujeres y trabajadores que se identifican como femeninas. Encuestas muestran que 58% de las mujeres hayan reportada la experiencia de hostigamiento contra su género en el trabajo. El hostigamiento sexual y la discriminación van en contra de los valores de la UE y son ilegales bajo la mayoría de los contratos de la unión. También es ilegal bajo el Titulo VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964, una ley por la cual la UE luchó para que se aprobara. En 1980, la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC por sus siglas en inglés) emitió guías definiendo al hostigamiento sexual. Es definido como:

(1) Avances sexuales no deseados; o (2) solicitudes por favores sexuales; o (3) cualquier otro conducto verbal o físico de naturaleza sexual. El hostigamiento sexual puede ocurrir a través de miradas, toques, insinuaciones, gestos o solicitudes directos.

Stopping Sexual Harassment

Sexual harassment is one of the leading forms of discrimination that women and femme-identifying workers face. Surveys show that 58% of women report having experienced gender harassment at work. Sexual harassment and discrimination are against UE’s values, and they are illegal under most union contracts. It is also illegal under Title VII of the 1964 Civil Rights Act, a law that UE fought to get passed. In 1980, the Equal Employment Opportunity Commission (EEOC) issued guidelines defining sexual harassment. It is defined as:

(1) unwelcome sexual advances; or (2) requests for sexual favors; or (3) any other verbal or physical conduct of a sexual nature. Sexual harassment can occur through looks, touches, jokes, innuendoes, gestures, or direct propositions.

Stopping Racial Harassment

Millions of workers in the United States face discrimination on the job and in trying to get a job because of their race or nationality.

Every union steward knows that one of the most important parts of his or her job is keeping workers united. This is how we win grievances and achieve good contract settlements. The union cannot remain united if union members are harassed, intimidated or feel bad about coming to work because they are singled-out for harassment because of their race. If the union knows this is going on and does nothing, then the union has failed in one of its main jobs—to protect workers from discrimination.